Envíos gratis a partir de 70€ (España y Portugal península).
Posibles retrasos en las entregas debidos al COVID-19

Road to MASTERSLOT 2022 (II)

Compartir Post:

Capítulo.2.- Primeras carreras

La primera carrera con el Toyota TS050 Hybrid de SRC se presentaba con todas las incógnitas del mundo. Después de “los test”, nuestros coches habían mejorado, pero aún estaban a 2-3 décimas de los tiempos que teníamos de referencia.

Era la primera prueba de resistencia después de la pandemia y había ganas… También, algunos nervios. El escenario, el SUPERDOME de Igualada. Para la ocasión los organizadores habían ampliado los circuitos habituales, y el trazado se presentaba grande y muy rápido.

La parrilla de LMP no presentaba muchos inscritos (quizá se notaba una cierta desgana en la categoría) en cambio los GT eran mayoría, y tal como estaba confeccionado el reglamento incluso podían tener opciones a la victoria.

La carrera la afrontábamos con algunas variaciones respecto al modelo de serie, lógicamente, aunque no muchas; el motor por reglamento, algo de lastre para cumplir con los 15gr de carrocería, llantas anchas atrás, neumáticos “zero-grip” perfil bajo en eje delantero, una configuración de suspensión lateral de serie, atrás imanes tipo slot.it, al igual que la relación de engranaje; en estos dos casos, me pareció más practico ir a lo conocido y ya probado, así como con las trencillas, que sustituí por las de mi confianza en carreras de resistencia.

En entrenos después de unos primeros compases en los que por la falta de “grip” los GT eran los que marcaban los mejores tiempos, y por unos instantes pareció que podía darse la sorpresa, poco a poco los LMP se fueron imponiendo y se confirmaba que iban a ser los candidatos a la victoria.

Como principales rivales, el otro equipo de SRC, el de Asturias, con Javi y Sergio a la cabeza, y con Toyota lógicamente, que llevaban aún más tiempo que nosotros evolucionando el coche. El otro, ARREPLEGATS, uno de los mejores equipos catalanes, con uno de los modelos referencia de la categoría hasta ahora, un Lola LMP y con bancada offset, por supuesto.

Desde un principio los 2 Toyotas se pusieron a la cabeza con el de Asturias por delante, ya que habían optado por una configuración más agresiva de salida (más bajos), en cambio nosotros, al ir más altos, no podíamos acercarnos a sus tiempos. ARREPLEGATS, con algunos problemas, quedó retrasado desde el principio. A medida que el coche fue ganando “grip” empezamos a marcar los mejores tiempos que nos hicieron colocarnos en cabeza, y que ya no abandonaríamos hasta el final, sin ningún tipo de contratiempo. Todo un éxito, con un doblete en el debut del Toyota de SRC. Es cierto que faltó algo de competencia, pero las sensaciones fueron muy buenas, y el resultado fue mucho mejor de lo esperado, teniendo en cuenta que se trataba de la fase 1 del proyecto.

Lógicamente el resultado ayudó mucho a seguir creyendo en éste. Tanto en fábrica como en los 2 equipos de SRC se pasó de la ilusión por esperar buenos resultados, al optimismo en que estos realmente eran posibles y que los objetivos podían ser muy ambiciosos; el trabajo realizado hasta el momento estaba empezando a dar sus frutos.

La siguiente prueba no la teníamos prevista. En diciembre nos invitaron a las 12H de “Murcislot”, en Murcia lógicamente, una de las clásicas pruebas de resistencia que se hacen en España y a la que yo nunca había asistido. Estaba claro que habría que afrontarla con los Toyota, y hacerlo en una superficie distinta a la que habíamos realizado “los test” y la primera carrera; sobre pista Ninco. Trazado selectivo y bacheado, como es habitual en este tipo de pistas. ¿Estaría el Toyota de nuevo la altura?

Nuestros anfitriones, los chicos de Elda, Jose, Edu y Abel con los que íbamos a compartir equipo y que no dudaron ni un momento en aceptar el reto de correr con el Toyota.

Adapte algunos coches a las características de la pista Ninco, con suspensiones más blandas especialmente, pero cual fue mi sorpresa que los mejores tiempos en entrenos los realizamos con el mismo Toyota de la primera victoria. El coche se había comportado a las mil maravillas sobre la superficie plana y rígida de la pista “Scaleauto”, ¿pero lo haría de igual manera sobre una pista con más “grip” y más efecto imán?

La prueba además tenía otro aliciente y era que la mitad de la carrera se iba a realizar cómo etapa nocturna, es decir, con luces, con lo que sería otra prueba más para nuestro coche.

En carrera, después de unas primeras pistas de tanteo, no tuvimos rival, y el Toyota una vez más se mostró muy superior al resto de modelos, que, en manos de los equipos de casa, iban rapidísimos, la mayoría con chasis 3D, incluso algunos Toyota.

Cabe destacar que incluso nuestro coche sufrió un pequeño incidente, casi al final de la carrera, cuando un fallo en el mando de uno de mis compañeros hizo que el coche saliera disparado al final de recta, con un impacto muy fuerte contra la valla. El resultado una cúpula resquebrajada y una llanta doblada. Estaba claro que el Toyota había superado su primer “crash-test” y el conjunto se mostraba muy resistente.  

En esta carrera tuvimos el placer de conocer en persona a Marco y Dovile, de SRC, que se acercaron a ver “in situ” como se desenvolvía en pista “su” Toyota, y si las impresiones a través de las conversaciones telefónicas ya fueron muy buenas, en persona no fueron menos.

Dos aplastantes victorias en las 2 primeras pruebas de resistencia nos hacían enfocar con mucho optimismo la temporada que estaba a punto de empezar.

Continuará….

Josep M.ª Molins “NEO”

UNA NUEVA ERA

El 1 de septiembre de 2002, hace exactamente 20 años, el Audi R8 C de SLOT.IT de 1999 debutaba en las “míticas” 24 Horas de

Road to MASTERSLOT 2022

Cap. 1. – El principio. Esta historia empieza a principios del verano pasado, cuando recibo la llamada de un muy buen amigo, Pol, comentándome que una