Envíos gratis a partir de 70€ (España y Portugal península).
Posibles retrasos en las entregas debidos al COVID-19

Road to MASTERSLOT 2022

Compartir Post:

Cap. 1. – El principio.

Esta historia empieza a principios del verano pasado, cuando recibo la llamada de un muy buen amigo, Pol, comentándome que una importante marca de slot, SRC, buscaba potenciar las ventas de su nuevo producto de velocidad a través de un equipo con el que poder no sólo ganar carreras, sino que también evolucionar y mejorar el mismo.

Después de muchas, pero que muchas (y muy productivas) horas de teléfono con su máximo responsable, Marco, el “plan “estaba claro. Hacer del nuevo Toyota TS050 HYBRID de SRC un LMP ganador, con un ambicioso objetivo a un año vista: luchar por la victoria en la MASTERSLOT de Madrid, la carrera con más prestigio de resistencia a 1/32 del momento.

Entre conversación y conversación, también lo consulté con mi habitual equipo, con mis amigos, Besay, Guillem, Ignasi, Oriol, que en el fondo son los que me hacen ganar las carreras…. ¿Nos vemos capaces de ganar con algo distinto?

No me costó mucho convencerlos (también les va la marcha…) aunque teníamos clara una premisa, sólo seguiríamos adelante si realmente el producto a medio plazo iba a permitirnos estar arriba, tomándonos las primeras carreras un poco de tanteo.

Un reto para nosotros, pero también para SRC.

No os he contado que poco antes de todo esto, yo justo acababa de descubrir en tiendas el nuevo modelo de la marca y como buen amante de los LMP, una de las categorías del slot que más me gusta, rápidamente lo adquirí. ¡¡La primera impresión, y supongo que cómo la de todo el mundo fue un… Uoohh!!

Que buena presentación del kit… y el capó; ¿se mueve? ¿funcionará? ¿Es un invento nuevo para algo o simplemente una original solución?

Las sensaciones con el primer ensamblaje de piezas fueron muy buenas, todo encajaba de maravilla, ausencia de rebabas, ejes huecos y rodamientos perfectos, una tornillería de calidad, por no hablar de cómo se unían unas piezas con otras (los faros, por ejemplo); una calidad del producto muy por encima de la media a la que estamos acostumbrados.

La cosa se complicó un poco cuando llegamos a la bancada… ¿AW T1? ¿” Bolt System”, qué….? ¡Madre mía!, nada que ver con lo que usaba hasta ahora, bueno miento, alguna marca hace años ya había propuesto soluciones parecidas; pero esto era diferente…. En fin, superado el momento, conseguí tener mi primer Toyota de SRC montado, sustituyendo finalmente su motor original por el conocido “Flat” con el que se compite en la mayoría de los campeonatos…. Ni tiempo para pintar, había ganas de probarlo.

La primera sensación en pista no fue la esperada. Sinceramente, demasiado ruidoso y el morro rozaba en exceso sobre la pista… ¡Me quedé pensativo!

Me dije, a este coche habrá que dedicarle tiempo para que funcione… (creo que todo esto se lo conté a mi equipo…. ¿o quizás no? Jajajajajajajaja….

Y volvemos al inicio de mi historia….

Había que olvidarse de todos mis LMP, algunos muy competitivos, montados con las configuraciones que la mayoría de los aficionados al slot de competición conocen y hacer del Toyota un LMP ganador, o como mínimo con opciones.

Volví a cogerlo con cariño, y lo miré como diciéndole…. Tú y yo nos vamos a entender, ¿verdad?

Empecé por analizar los pros y contras respecto a mis mejores LMP…. El peso de la carrocería y su flexibilidad eran un punto a favor, y en eso el Toyota no tendría que salir perjudicado.

El tema chasis, era otra historia…. Aunque se veía muy trabajado y con soluciones innovadoras estaba claro que tenía un “hándicap”; el peso, al menos respecto a la competencia pretendíamos hacerlo un rival serio y ganador.

Los elementos de suspensión también ofrecían soluciones prácticas, aunque en el fondo se trataba de una clásica suspensión mediante muelles, que es la más utilizada en la mayoría de los modelos, tanto en GT como LMP. La original propuesta de las torretas y el puente trasero no impedía combinar elementos de suspensión de otras marcas. Punto a favor….

Al resto de componentes, pocas pegas se le podían poner…. La guía perfecta para su uso en competición, un poco estrecha según la tendencia; clásica, de pala larga, rígida, pero no en exceso, y con un vástago que encajaba perfectamente en su ubicación…. Los cables flexibles, (aunque para mi demasiado finos).  El eje delantero, diferente al resto, más delgado, y con llantas específicas (que virguería, aunque “delicaditas” …)

La bancada, fue ya capitulo a parte…. Como el chasis, ventajas e inconvenientes:

Por un lado, ligera y algo flexible; ¿demasiado? Había que probar….

La ubicación y encaje de los rodamientos perfecta….

Estaba claro que era un proyecto muy joven donde se presentaba el conjunto de chasis y bancada con unas alturas que estaban muy bien ejecutadas, pero con un hándicap muy evidente; sin offset.

Solucionadas las pegas de mi primera experiencia con el KIT 50001 del nuevo TOYOTA LMP1 SRC, con unas simples arandelas de guía evité que el morro rozara, retocando suspensiones y mejorando el encaje de la carrocería con el chasis, inicié una nueva sesión de “test” en pista. 

Las sensaciones ya fueron distintas, más propias a las de un buen LMP, con un comportamiento muy noble, y algo que rápidamente me llamo la atención; ¡qué bien entraba de morro!

Los tiempos aún estaban lejos de mis mejores coches, pero la cosa ya apuntaba maneras… 

Como buen probador, trasladé toda esta información a Marco Camino para que SRC tuviera claro cuales debían ser las prioridades en próximas evoluciones para lograr los objetivos que nos habíamos marcado. Muchas de estas apreciaciones ya estaban en marcha, cosa que me sorprendió de su proyecto y forma de trabajar de cara a la competición.

Se trataba de que el coche no fuera bueno, sino el mejor. La primera estaba clara, un chasis más ligero y flexible. No es que el chasis T1 fuera un mal chasis, todo lo contrario, pero por peso estaba lejos de los estándares de uso como referencia en la categoría.

Lo siguiente tenía que ser una bancada “offset” como ya disponen desde hace años los modelos de la competencia, que aporta muchas ventajas y que todos conocéis….

Otros elementos menos importantes también podían ser objeto de revisión y evolución, buscando ya la excelencia del producto, pero eran temas menos urgentes.

Ahora, en la presentación del primer modelo de la marca SRC en la alta competición, se iba a debutar con el material del que disponíamos. Las carreras que se preveían, una vez superada la pandemia, las íbamos a tener que afrontar así, con lo que se trataba de seguir realizando “test” y entendiendo como trabajaba todo el conjunto.

A finales de septiembre de 2021 teníamos nuestra primera gran prueba de fuego, solo dos meses y medio después de empezar mi historia con SRC. Esta prueba serían las 12h “Ciutat de Igualada” en las instalaciones del SUPERDOME….

Continuará….

Josep M.ª Molins “NEO”

MONTAJE CHASIS TOYOTA TS050 LMP1

Muchas veces cuando llega a nuestras manos uno de nuestros coches de slot no nos damos cuenta de todo el minucioso trabajo que hay detrás.

UNA NUEVA ERA

El 1 de septiembre de 2002, hace exactamente 20 años, el Audi R8 C de SLOT.IT de 1999 debutaba en las “míticas” 24 Horas de